lunes, 19 de septiembre de 2011

Isla Mayor entre los municipios de la provincia que cerraron el último ejercicio presupuestario con un deficit moderado

Os dejo una información publicada en Diario de Sevilla en la que se hace balance sobre la situación económica de los municipios sevillanos en cuanto a deficit (cuando se gasta más de lo que se ingresa). Nuestro ayuntamiento se encuentra entre los que menos deficit generaron en el pasado ejercicio presupuestario. Un dato bueno y positivo que interesa compartir.

La mitad de los ayuntamientos de Sevilla siguen gastando más de lo que ingresan

Cerca de 50 consistorios cerraron su último presupuesto liquidado con déficit, algo que no podrán seguir haciendo tras el cambio de la Constitución pactado por PSOE y PP .

DIARIO DE SEVILLA
Trinidad Pediguero | Actualizado 19.09.2011 - 07:54
zoom
zoom
Share
La reforma constitucional para limitar el déficit de las administraciones públicas que el PSOE y el PP aprobaron el 2 de septiembre en el Congreso podría dejar en una situación jurídica y financiera aún más compleja a los ayuntamientos sevillanos. En el texto se establece que las administraciones locales "tendrán que presentar equilibrio presupuestario" a partir de 2020, algo que se antoja difícil a tenor de los datos que arrojan las últimas liquidaciones presupuestarias (2009 y 2010) de las que dispone el Ministerio de Economía y Hacienda. De los 100 municipios que han presentado una u otra cuenta y sin incluir a la capital, 44 cerraron el ejercicio con déficit, es decir, gastaron más dinero del que ingresaron finalmente en ese año, al margen de las deudas bancarias u otras que tuvieran pendientes.

La cifra puede ser aún más alta, ya que en ese centenar de municipios hay 19 que no han entregado la liquidación del año 2010, la última referencia que se tiene de ellos es 2009, por la dificultad de encajar unos ingresos que han caído en picado con los gastos de las importantes inversiones iniciadas o los servicios implantados en los años de bonanza. Otros cuatro pueblos (La Luisiana, Tocina, Villanueva del Ariscal y Villanueva de San Juan) no tienen cerradas ni las cuentas de 2009. Estos datos se recogen además cuando ya han pasado varios años del estallido de la crisis y la burbuja del ladrillo y muchos tienen en marcha planes de ahorro y saneamento.

Hay ayuntamientos, además, que pese que presentan una liquidación equilibrada en los datos de los que dispone el Ministerio de Economía y Hacienda de 2010, admiten que cerraron el ejercicio con remanente de tesorería negativo, es decir, menos dinero disponible en cajas, bancos y derechos pendientes de cobro que los pagos que tenían que afrontar de forma inmediata. Un ejemplo es Palomares, con un remanente negativo al final de 2010 de 1,3 millones, según los datos recopilados por el nuevo gobierno (PP y UIPR). Las elecciones y la entrada de nuevos equipos en algunas localidades está sacando a luz además facturas que no estaban contabilizadas y que se tendrán que encajar en próximos presupuestos.

Varios datos más: los ayuntamientos sevillanos, dejando a un lado el de la capital, debían más de 419 millones de euros a los bancos en diciembre de 2010 y 26 de ellos arrastran deudas a la Seguridad Social que suman más 25 millones

Pero, ateniéndose a los datos que constan en el Ministerio de Economía y Hacienda sobre la liquidación presupuestaria de 2009 y 2010, la última presentada según los casos, el municipio que presenta un mayor desfase es Montellano, con casi seis millones de euros más de gastos que de ingresos en 2009, el último ejercicio que cerró el anterior gobierno socialista, una diferencia de más del 60%. Aunque el nuevo concejal de Hacienda, José Domingo (IU), pone un matiz a ese déficit, que no es tal, asegura, sino la corrección a un error contable que se fue repitiendo varios años, hasta que en 2009 se subsanó en forma de "reconocimiento extrajudicial de crédito", pero sin que se produjera en ese año el gasto excepcional.

También cerraron con déficit municipios como La Algaba (un 31,44 más de gastos que de ingresos); Arahal (un 29,66); El Rubio (un 28,98%); y Tomares (un 27,74%), donde gobierna el presidente provincial del PP, José Luiz Sanz, pero desde donde se achacan los datos a las inversiones y se insiste en que la situación del Consistorio es saneada. Además, destacan El Coronil y Huévar (más de un 25%); Casariche, Castilleja del Campo, Mairena del Aljarafe y Los Molares (que gastaron alrededor de un 20% más de lo previsto).

Se trata de municipios de muy diferente tamaño, capacidad económica y color político, al igual que otros que, en proporciones más pequeñas, registraron déficit en el último ejercicio que liquidaron, como Alcalá de Guadaíra, donde se apunta que el desfase de casi tres millones de euros se debe también a las inversiones iniciadas antes de la caída de ingresos; Aznalcázar, Badolatosa, Benacazón, Las Cabezas de San Juan, Carmona, Castilleja de la Cuesta, Cazalla de la Sierra, Coripe, Espartinas, Fuentes de Andalucía, El Garrobo, Gilena, Gines, Lebrija, Lora de Estepa, El Madroño, Mirena del Alcor, Morón de la Frontera, Las Navas de San Juan, Olivares, Los Palacios, Paradas, Pedrera, Pilas, La Puebla de Cazalla, La Puebla del Río, La Rinconada, La Roda de Andalucía, San Nicolás del Puerto, Valencina de la Concepción, Villanueva del Río y Minas e Isla Mayor.

La reforma del artículo 135 de la Constitución, pactada por PSOE y PP a raíz de la presión de los mercados y las potencias económicas europeas, establece que los límites de endeudamiento de Gobierno central y autonomías serán más férreos que ahora, pero con matices, ya que los límites se fijarán en una ley orgánica que deberá ser aprobada antes del 30 junio de 2012. Ya se ha apuntado que serán del 0,4% del Producto Interior Bruto en el caso del Estado y del 0,14 para las comunidades. Pero no hay excepciones para las entidades locales que no podrán gastar más de lo que ingresan, a falta de conocer como se hará cumplir esta exigencia.

No hay comentarios: